Inicio de sesión



CO2

ROWE apuesta a la sustentabilidad

A causa de las crecientes exigencias debidas al cambio climático, el fabricante de lubricantes ROWE decidió, a partir del año 2017, conducir la empresa con efecto neutro para el clima y compensar así todas las emisiones.

Para ello, sobre la base de los datos actuales existentes, una empresa independiente calculó las cargas climáticas. Para compensar el equivalente de CO2 determinado y la huella así producida, se ha decidido compensar ya ahora para 2017 y 2018 las emisiones de la empresa y de las personas apoyadas mediante la compra de certificados climáticos y, más allá de ello, ofrecer a los clientes productos lubricantes carbono neutro.
Los certificados acreditados por las Naciones Unidas corresponden a la norma CER (Certificado de reducción de emisiones) y VCS (Estándar de carbono verificado) y han sido autorizados por los órganos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para la realización exitosa de proyectos de protección climática.

Con la compra de los certificados climáticos se apoyan en todo el mundo importantes proyectos climáticos que, ante todo, fomentan la ampliación de las energías renovables en los países en desarrollo y emergentes. Este apoyo financiero ayuda a los países no solo en la mejora de la situación económica, social y ecológica, sino que también es un impulsor esencial para la transferencia de tecnologías limpias y de un desarrollo económico orientado en forma sustentable.

Los proyectos apoyados por ROWE son los siguientes:

  • Hornos de leña Gold Standard en Mali
  • Proyecto de energía hidráulica de ríos en Mali
  • Proyecto de energía hidráulica de ríos en Brasil
  • Energía eólica en India
  • Generación de energía solar en India

Pero el uso de energía renovable es también en los países industrializados un aspecto importante que el fabricante de lubricantes de Worms ha incorporado a sus directrices. Con este trasfondo, desde hace años ya se apuesta a la sustentabilidad en la empresa, dado que, además del cambio a electricidad a partir de energía renovable, desde 2013 se ha optado por operar la nueva sede en Worms con autarquía energética mediante cogeneración de energía eléctrica y térmica. La central de cogeneración operada con gas natural construida en la edificación de la nueva sede se alimenta con una potencia térmica de 600 kW y eléctrica de 530 kW. La electricidad se utiliza para la producción, el calor para la temperatura correcta de materias primas y productos terminados. De este modo, ROWE está en condiciones de bastarse sin calefacción adicional. Se reducen así, no solo los costos, sino también las emisiones contaminantes del medioambiente.

En cifras, esto puede representase de la siguiente manera: los gastos de energía en forma de electricidad ascienden en la empresa anualmente a aprox. 3,2 millones de kWh, de los cuales 2,2 millones de kWh provienen de generación y uso propios. Esto equivale a un ahorro anual de aprox. 69 % y reduce en el balance el presupuesto de CO2 propio en 1.077,16 toneladas. Además, se toman otras medidas para reducir el consumo de energía y de papel en la administración. También se quiere considerar en la compra especialmente a oferentes de servicios climáticamente neutros y motivar también a los empleados, tanto en el trabajo como también en forma privada, a un comportamiento más sustentable.

En el curso de nuestra misión de actuar en forma sustentable e influir sobre nuestro equilibrio medioambiental, estamos además especialmente orgullosos por la certificación del sistema de gestión de energía según ISO 50001 desde febrero de 2018. Si bien la certificación es básicamente voluntaria, permite sin embargo el registro de flujos de energía en una empresa, así como la evaluación de la eficiencia energética para llevar a cabo medidas técnicas y modificaciones con el fin de mejorarlos.

ROWE ofrece a sus empleados, desde el 01.03.2017, una tarifa bonificada para el uso de bicicletas eléctricas que, por un lado, reduce los gastos de transporte de los trabajadores que se producirían por el uso de un automóvil y, por el otro, no provocan emisiones y, por esta razón, pueden disminuir en forma sustentable la emisión de CO2 en otras 253 toneladas.

La empresa contribuye con ello a la protección del medioambiente, no solo mediante muchas medidas internas, sino que también produce desde hace años lubricantes a base de materias primas renovables. Los productos desarrollados también se destacan para el consumidor final como especialmente respetuosos del medioambiente, ya que no solo son biológicamente degradables, sino que, con duraciones más prolongadas, también reducen el gasto energético que, en última instancia, disminuye la emisión de CO2 del consumidor.

Para el Día Mundial de la Tierra, el día de acción por el medioambiente de la ONU, ROWE da a conocer además lo siguiente:

A través del cambio a empresa con efecto neutro para el clima, los clientes de ROWE pueden adquirir desde ahora todos los productos, recipientes desde 1 l hasta 1000 l, que fueron producidos 100% con clima compensado y contribuir así por sí mismos a la compensación de CO2 global. Reconocerá la producción respetuosa del medioambiente de su producto ROWE comprado en nuestra etiqueta impresa «CO2 compensado». Esta etiqueta certifica nuestro aporte al medioambiente, ya que a través de los certificados de protección climática mencionados compensamos nuestro consumo total de CO2.

A través de todas estas medidas, ROWE no solo compensa su presupuesto de CO2, sino que es también un modelo para otras empresas, ya que es una de las primeras en Alemania que compensa voluntariamente sus emisiones según el Protocolo de Kioto. Además, el fabricante de lubricantes es, según sus propias investigaciones, una de las primeras empresas que ofrece a sus clientes lubricantes con compensación de carbono.